LA DOBLE MATANZA DE BADAJOZ 1- YAGÜE, ASESINO DE MASAS

Cartel denunciando la matanza de la Plaza de Toros de Badajoz. No conozco su procedencia. Lo he incluído porque recoge en tono amargo pero reivindicativo los sucesos que ocurrieron.


-"Se dice que más de dos mil personas han sido fusiladas ya en Badajoz". Yagüe se encogió de hombros, miró al periodista y contestó secamente: - “No deben ser tantos”.

Entrevista de Mario Neves, del Diario de Lisboa, al teniente coronel Juan Yagüe, durante los primeros días de las matanzas de Badajoz.

- “Por supuesto que los matamos. ¿Qué esperaba usted? ¿Que iba a llevar cuatro mil prisioneros rojos conmigo, teniendo mi columna que avanzar contrarreloj? ¿O iba a soltarlos en la retaguardia y dejar que Badajoz fuera roja otra vez?”. 

Entrevista de Yagüe con John T. Whitaker, del New York Herald, tres días después. El periodista le pregunta hasta dónde era verdad lo que se contaba de los asesinatos de Badajoz. Esta vez Yagüe se mostró más abierto a responder.
Agosto de 1936. El ejército fascista sublevado avanza desde Andalucía hacia el norte de la Península. En su camino se encuentra Badajoz, cuya conquista es vital para ellos pues significaría la unión del ejército del sur con el del general Mola, que domina el norte. 

La ciudad se encuentra aislada tras la caída de Mérida unos días antes. Con unos40.000 habitantes, está defendida por unos tres mil milicianos sin preparación militar y de entusiasmo desigual y 500 soldados al mando del coronel Ildefonso Puigdendolas


Situación de la G.C.E. en agosto de 1936. Imagen de Wikipedia.

El armamento de los atacantes y su organización son infinitamente superiores a todo lo que puede ofrecer para su defensa la ciudad de Badajoz. El asedio lo llevan a cabo 2.250 legionarios750 regulares marroquíes y muchas baterías de artilleríaal mando del teniente coronel Juan Yagüe. Además, la aviación alemana e italiana, especialmente los Junkers Ju-52, los famosos Stukas, provenientes de aeródromos portugueses bombardean continuamente a la población. Algunas tropas de Yagüe se han infiltrado por la raya de Portugal para sorprender a los republicanospor la espalda.

Fotografía del teniente coronel Yagüe acompañado por Franco.


El día 13 Badajoz se queda sin luz eléctrica y rodeada de enemigos por todas partes, comienzan las deserciones en masa. Sólo conserva sus murallas del siglo XVIII, defendidas por grupos de milicianos y de soldados.

Esa tarde los milicianos rechazan con fuego de ametralladoras el primer asalto. Laguardia civil de Badajoz aprovecha la confusión del combate para sublevarse por la espalda. Los tiroteos en el interior de la ciudad no cesan en toda la noche.
Creo que esta fotografía corresponde a milicianos republicanos defendiendo Badajoz, pero no he podido confirmarlo (*).

Al amanecer del día 14, la artillería rebelde abre fuego contra las murallas de Badajoz. Este intenso bombardeo dura varias horas y destroza las murallas y las viviendas de los alrededores. Por la tarde vuelve a comenzar el asalto por las brechas que ha abierto la artillería. Tras las tanquetas, los legionarios se lanzan de nuevo al asalto; el fuego de las ametralladoras vuelve a pararlos de nuevo y a ocasionarles numerosas bajas. Pese a ello, consiguen penetrar en la ciudad.


A las cuatro de la tarde, tras un encarnizada lucha cuerpo a cuerpo, los rebeldes dominan ya gran parte de la ciudad, pero la lucha callejera continuará hasta el anochecer. En la catedral se refugian cincuenta milicianos peleando hasta quedarse sin municiones. Son capturados y ejecutados ante el altar mayor, pese a que luego harán correr la voz de que se suicidaron.

Prisioneros republicanos ejecutados junto a las tapias del cementerio de Badajoz poco después de que las tropas de Regulares y las de la Legión tomaran por asalto la ciudad. Foto realizada por el francés René Brut.

Esta es la señal para comenzar la matanzaLa primera. Los moros, sueltos como perros rabiosos y armados hasta los dientes, caen sobre la ciudad martirizada yasesinan alevosamente a todo aquel que se aventura a salir a la calle. Cae mucha gente inocente, mujeres indefensas, hombres que no han combatido, niños y ancianos. Hay quien muere acuchillado simplemente por llevar un reloj o una cadena de oro que despierta la codicia de los mercenarios moros al servicio del fascismo español. Se ven cadáveres con cuchillos clavados hasta la empuñadura

Las tropas moras de Yagüe.

Algunos oficiales alemanes, al servicio del general Franco, se dan el gusto defotografiar cadáveres castrados por los moros, los cuales no cesan de realizar todo tipo de ritos sexuales con el enemigo muerto. Incluso asesinan, alborozados, a muchos bebés de escasos meses. Todas las mujeres y las niñas que caen en sus manos son violadas sistemáticamente antes de que sean asesinadas. Metiéndoles las bayonetas por la vagina y abriéndolas en canal.

Una inscripción laudatoria a Franco en el idioma de sus tropas "indígenas".

Entretanto, conocidos falangistas de Badajoz se encargan de delatar y localizar a los rojos republicanos. Los que no son torturados y muertos salvajemente en la calle o en las azoteas, son conducidos a la Plaza de Toros. En el tendido, junto a la barrera, han instalado unos focos para iluminar la arena. Allí están, confinados y atemorizados, todos los presos republicanos, la mayoría de ellos civiles. 

Plaza de Toros de Badajoz, hace ya varios años derribada en contra de las protestas de muchas asociaciones memorialistas.

En los asientos de más arriba, esperando que dé comienzo el espectáculo, se encuentran los señoritos falangistas y los terratenientes de la zona, los de siempre, junto a los jefes moros del Tabor de Regulares, alternando “cristianamente” con lasseñoritas devotas que han sido invitadas.


Suena el clarín. Los prisioneros, desconcertados, miran a todos los lados con los ojos desorbitados. No saben qué significa aquello.


Pronto van a tener ocasión de descubrirlo.


La segunda matanza de Badajoz está a punto de comenzar.


Continuará…


(*) Si alguien conoce datos más precisos de alguna de las imágenes que acompañan esta entrada, le estaría agradecido de que me lo hiciera saber.

Para la realización de esta entrada y de la siguiente me he basado, además de en la lectura de diferentes páginas web y blogs, en el texto de Rafael TenorioLas Matanzas de Badajoz, publicado en la revistaTiempo de Historia nº 56, julio 1979. Leído en la pagina de S.B.H.A.C., Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores
.

Fuente: Fusilados de Torrellas.

16 comentarios:

  1. El verdadero espectáculo fue el día 14, cuando Asensio y Castejón forzaron la entrada a la ciudad con 800 regulares y 2000 legionarios. El bombardeo de preparación no dañó las murallas, porque la artillería de campaña rebelde era escasa y poco potente.
    Oliveira Salazar no permitió la entrada de tropas en Portugal ni Yagüe lo necesitaba, ya que le bastaba con tener cubierto el flanco izquierdo en su avance a Madrid. Por otra parte, no tenía ningún sentido militar asediar la ciudad desde el otro lado del río. Los aviones JU-52 no eran los "famosos Stukas" sino aviones de transporte que la penuria de medios obligó a emplear como bombarderos, con resultados más que mediocres.
    La Guardia Civil y la de Asalto no sublevaron "por la espalda" Su rebelión había sido sofocada mucho antes y los 260 guardias estaban presos en el cuartel de San Agustín y la cárcel provincial. Fueron liberados por las tropas de Asensio el mismo día 14.

    El Regimiento de Castilla y 6000 milicianos fueron incapaces de frenar el ataque. Una de las mayores vergüenzas de la República durante toda la guerra. Destacó especialmente por su cobardía el Coronel Puigdendolas que se puso a salvo en Portugal mientras sus tropas se batían contras las de Yagüe. Los milicianos pasaron la frontera corriendo como conejos, no sin antes fusilar a trescientos cincuenta presos políticos. Algo más de un millar de milicianos fueron embarcados y enviados a Tarragona, donde prosiguieron la guerra.

    No merecen comentarios las mentiras propagandísticas que se repiten sobre los regulares. Forma parte de una campaña de prensa del PCE de la época, que reconocieron Jesús Hernández y Enrique Castro. Patrañas y bobadas con que se pretendió camuflar la cobardía de los republicanos, para no desmoralizar a la opinión pública: frente a frente, los moros demostraron su valor de soldados. Los milicianos, aquella jornada, sólo fueron buenos como pistoleros de retaguardia.

    ResponderEliminar
  2. Sobre la "Matanza de Badajoz"
    Si uno se toma la molestia de leer las crónicas de Mário Neves -único corresponsal extranjero que estuvo en Badajoz el día 15- le llamará la atención que omita cualquier testimonio directo de los fusilamientos en masa que, de ser verdaderos, se estarían cometiendo ante sus ojos. Le preguntó a Yagüe por el rumor, y este le respondió con su ruda franqueza de soldado: "No pueden ser tantos" El ejército de África, curtido en las campañas del Rif, no se andaba con contemplaciones. Así que Yagüe era consciente de que todo miliciano sorprendido con las armas en la mano había sido pasado por las armas.

    En cuanto a John T. Whitaker, corresponsal del New York Herald atribuye a Yagüe estas palabras:

    "Por supuesto que los matamos. ¿Qué esperaba usted? ¿Que iba a llevar cuatro mil prisioneros rojos conmigo, teniendo mi columna que avanzar contrarreloj? ¿O iba a soltarlos en la retaguardia y dejar que Badajoz fuera roja otra vez?”

    Impresionante testimonio, salvo por un pequeño detalle: Whitaker nunca estuvo en Badajoz y nunca entrevistó a Yagüe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y dice usted que sólo hubo un corresponsal extranjero? Con eso me está usted diciendo que no sabe de qué estamos hablando

      Eliminar
  3. Acusar la entrada de falta de objetividad, porque no coinciden con tu ideolgia es absurdo y penoso.
    Por supuesto que hubo cobardes entre los republicanos, al igual que cobarde era, es y será la rebelión fascista que pareces defender.

    ResponderEliminar
  4. y por supuesto nos reafirmamos, YAGÜE ASESINO DE MASAS!!!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. El ejército Nacional castigaba a sus propios oficiales y soldados bajo penas sumarísimas las violaciones a mujeres y robos a soldados o personal de bando enemigo y contrario. Manipulan la Historia mezclando verdades con mentiras. Tuve abuelos militares en el ejército Nacional de Franco, en parte africano, y no creo no creo mis antepasados engañaran, pero estaba ESTRICTAMENTE PROHIBIDO, bajo consejos de guerra y . parece que a muchos les molesta, que aunque militar, a la vez,pese a defectos derivados de la Contienda y posterior dictadura, en el fondo el general Franco era cristiano católico. Y las MENTIRAS no se pueden mezclar con verdades, los confirmados fusilamientos en masa de Badajoz. Ahora pregúntense que hicieron las milicias pacenses, anteriormente, con muchos miembros indefensos y desarmados, simplemente por ser religiosos, de clase media-alta o de pensar de manera distinta, sin llegar ni tan siquiera a ser enemigos. Eso, no se cuenta en la Historia....y muchos hemos conocido a hijos testigos que vivieron esa historia en la carne de sus padres, sin juicios, muchos llegaban muertos "a palos", antes de llegar al cementerio. Conste para la memoria Histórica y por la definitiva RECONCILIACIÓN. Por cierto tal como dice D. Miguel Martín, el JU-52 fue un avión de trasporte de personal, luego de paracaidistas, etc...que en extremas circunstancias se utilizó como bombardero, pero nada que ver con el stuka Ju-87 caza-bombardero en picado: Infórmense antes de escribir o mentir.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Junkers_Ju_52 y https://es.wikipedia.org/wiki/Junkers_Ju_87

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las barbaridades cometidas por el bando republicano están más que demostradas y dichas. Lo que parece que molesta es que se digan las cometidas por los golpistas.

      Eliminar
    2. Las barbaridades cometidas por el bando republicano están más que demostradas y dichas. Lo que parece que molesta es que se digan las cometidas por los golpistas.

      Eliminar
  7. Ladran, luego avanzamos.
    Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  8. Ladran, luego avanzamos.
    Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  9. En cualquier caso Yagüe, y la matanza de Badajoz, constituye, una de las grandes vergüenzas del Ejército Nacional en la Contienda.

    ResponderEliminar
  10. Por mucho que intenten justificar lo injustificable no engañan a nadie que no venga engañado de casa. Yague era un fascista asqueroso y un asesino y eso es un hecho le joda a quien le joda.
    Por cierto no hay ni habrá reconciliación mientras se siga disfrazando la verdad y mientras nuestras cunetas sigan llenas de cadáveres que lucharon por la libertad y contra el fascismo rancio y ultra católico que tantos "ingenieros" parecen añorar.

    ResponderEliminar
  11. Por mucho que intenten justificar lo injustificable no engañan a nadie que no venga engañado de casa. Yague era un fascista asqueroso y un asesino y eso es un hecho le joda a quien le joda.
    Por cierto no hay ni habrá reconciliación mientras se siga disfrazando la verdad y mientras nuestras cunetas sigan llenas de cadáveres que lucharon por la libertad y contra el fascismo rancio y ultra católico que tantos "ingenieros" parecen añorar.

    ResponderEliminar